jueves, 6 de febrero de 2014

Día 95 Personaje Redentor/salvador # 2

Dimensión del Pensamiento:


-Pensé que podía ‘salvar’ a Hachi.

Me perdono a mí misma por aceptar y permitirme a mí misma pensar que yo podía ‘salvar’ a Hachi del ‘sufrimiento’ en el momento en que lo vi por primera vez en la calle, donde aparentemente yo lo hacía por una ‘buena intención’ por lo que no tome en cuenta/consideración todos los aspectos/dimensiones que implica hacerse cargo de un ‘ser vivo’ puede ser un tanto difícil, por lo que entonces querer que todo salga ‘bien’ más consecuencias se desataron como su enfermedad y muerte, por no ver y darme cuenta que esto tenía que ver más conmigo misma que con el perro, en lugar de ver honesta y objetivamente si realmente yo estaba en posibilidades económicas, tiempo y espacio para hacerme cargo y un perro más y en tal caso de ser así entonces tomarlo a mí cargo y si no simplemente llamarle a la persona indicada que en otros momentos ya me había apoyado en el pasado con otros perros/gatos callejeros y dárselo, en vez de actuar desde un personaje redentor/salvador para compensar el pasado.

Me perdono a mí misma por no permitirme darme cuenta que el querer/desear salvar/proteger al perro del ‘sufrimiento’  tenía que ver más conmigo misma y en interés propio que con él, donde esto está basado en memorias infantiles, por lo que yo misma y desde esas memorias diseñe al personaje redentor/salvador donde aparentemente yo podía liberar del sufrimiento a este perro y entonces literalmente podría liberarme a mí misma de la culpa/ remordimiento del pasado quedando  finalmente redimida de tal culpa/ remordimiento por no haber salvado/rescatado a los perros de mi infancia; en lugar de entender que de ese pasado no hay un ápice que yo pueda cambiar y así verlas tal cual como fueron, sin filtros culpa/remordimiento donde puedo cuenta quien estoy siendo con respecto a ese pasado y desde ahí simplemente reconocer que tanto en el pasado como en la actualidad simplemente hice lo que podía hacer y no lo que quería ‘ser’ como la ‘salvadora’ y entonces verlo como una lección y aprender de ella para que en un ‘futuro’ pueda yo estar con los pies bien puestos en la tierra y así tomar decisiones objetivas con respecto a hacerme o no cargo de un perro más sin desatar consecuencias como las que he expuesto aquí.

En y cuando me vea a mí misma pensando que yo puedo ‘salvar’ a un perro y/ o a otro ser vivo; Me detengo y respiro; ya que me doy cuenta que todo esto esta basado en memorias infantiles desde y donde yo misma permití /acepte reaccionar con culpa/ remordimiento por lo que entonces actué como un personaje ‘redentor/salvador’ en interés propio queriendo compensar así el pasado.


Me comprometo a mí misma a ponerme aquí de pie en la tierra y antes de tomar cualquier decisión con respecto de hacerme cargo de otro ‘ser vivo’ trátese de ‘persona, animal o planta’ considerar todos los aspectos /dimensiones que implica tal decisión viéndolas tal cual y de que son un tanto difícil, ya que entiendo que en sí no podemos ‘salvar’ como tal a nadie, sino únicamente proveer cierto apoyo hacia otro, pudiendo ser esto posible siempre y cuando contemos con todos los recursos como dinero, tiempo, esfuerzo y las habilidades que se requieran, por lo que simplemente diré un NO rotundo, honesto como uno mismo ya que puedo comprender las consecuencias de porqué y a causa de qué he tomado tales decisiones, por lo que de aquí en adelante elijo prevenir en lugar de lamentar.

Continuare con la dimensión de la imaginación, Disfruten.

Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.