sábado, 8 de febrero de 2014

Día 97 Personaje Redentor/Salvador # 4

Dimensión del Chat-mental.


-Pobrecito está ahí tirado tan solo tan desprotegido, abandonado y con hambre.



Me perdono a mí misma por haber aceptado y permitido sostener una conversación dentro de mí con respecto a Hachi como: ‘pobrecito está ahí tirado tan solo, tan desprotegido, abandonado y con hambre’ y enseguida me le acerque con la intención de ser ‘yo’ su ‘salvadora’, ya que no me daba cuenta de que esto está basado en una memoria infantil, en términos de que cada perro que mi abuela llevaba a casa decía ese mismo discurso, ‘mira pobrecito me lo encontré tirado en la calle, estaba solo, desprotegido, abandonado y con hambre’, por lo que desde ahí yo misma permití tener como punto de partida lo que escuche de mí abuela, repitiéndolo dentro de mi cada que veía un perro en la calle en tales condiciones, en lugar de primero detenerme y ver objetivamente y con los pies en la tierra en que ‘si’ puedo apoyar a este ser vivo, es decir si en realidad cuento con todos los recursos materiales, espacio, tiempo etc, y además en honestidad conmigo misma ver quien estoy siendo en tal apoyo, o simplemente lo hago desde un condicionamiento/patrón que aprendí en mi niñez, donde yo misma cree tal personaje ‘salvador/redentor’, como interés propio y no porque realmente y honestamente quiera yo proveer de apoyo a alguien más, ya que en dado caso si mi decisión hubiese estado basada en una total honestidad conmigo misma y como uno mismo no había yo misma desencadenado tales consecuencias.


Me perdono a mí misma por aceptar y permitir basar mi decisión de apoyar o no a otros seres vivos en los condicionamientos/patrones del pasado en mi niñez, como el hecho de sentir ‘lástima’ por los demás, en lugar de ver que esto es una proyección de mí misma en los demás, ya que soy la lastima de y como yo misma, queriendo hacer algo por los demás para ocultar mi deshonestidad y la mentira de mí misma detrás una nube de ‘buenas intenciones’ ya que como leí esto "Las buenas intenciones no cambian la naturaleza de uno mismo" - Bernard Poolman.
              
En y cuando me vea a mí misma entrando en conversaciones dentro de mí como por ejemplo: ‘Pobrecito está ahí tirado tan solo tan desprotegido, abandonado y con hambre’ reaccionando con ‘lastima’; Me detengo y respiro; Ya que me doy cuenta que ‘tratar/querer’ apoyar a alguien más por ‘lastima’ es el combustible del personaje ‘Redentor/Salvador’ que actúo, y que las ‘buenas intenciones’ en nada cambian la naturaleza de y como uno mismo, sino todo lo contrario la perpetúan generando más consecuencias que beneficios, como dice un refrán ‘de buenas intenciones están llenos los panteones’.


Me comprometo a mí misma a preguntarme y de ser posible en voz alta quién y qué estoy siendo cuando quiero apoyar/asistir a alguien más en términos de no hacerlo desde un condicionamiento/patrón pre-programado dentro de mí, de tal forma que pueda yo darme cuenta de manera objetiva y real si es o no lo mejor para ese ser vivo como para mí como para todos en mi mundo y no una mera reacción como ‘lastima’ ya que desde ahí tengo claro que desencadenaré más consecuencias, así que como medida preventiva, en lugar permitirme participar de chat-mental me hablo en voz alta para escucharme lo que estoy hablando dentro y de mí y ver si eso es real o simples memorias del pasado.


Me comprometo a mí misma a estar más al pendiente de mis conversaciones mentales dentro de mí y parar y ser como yo misma dirigiéndome a mí misma mediante la aplicación del conteo de mi respiración, exhalación para no permitir ni aceptar que sea el chat quien me dirija a mí.

Continuare en el siguiente blog con la Dimensión de las reacciones emocionales y sentimentales.

Sigamos respirando Gracias.  

                

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.