domingo, 18 de mayo de 2014

Día 102 'Integrando el Poder 'estar sola' sin generar la experiencia de la 'soledad' Parte 1.

Voy a caminar algunas memorias con mi madre y simplemente escribiré lo que vaya emergiendo dentro de mí y empezare con yo no me recuerdo en mi infancia preguntándome ¿Qué quiero ser cuando sea grande, o que haré de fiesta cuando cumpla 15 años, o con quien me casare, o cuantos hijitos tendré? etc y así podría escribir cientos de cosas que hoy veo que jamás me hice ese tipo de preguntas y/o deseos, ya que lo ocupaba mi mente era ¿Dónde está mi mamá, cuando regresa mi mamá? Recuerdo de que habitualmente no estaba en casa(a sus 87 años pasa gran parte del año fuera de ella), ya sea que o andaba trabajando, de viaje, con sus amigas y/o con su pareja, se podría decir que tuve una ‘madre ausente’ en todos los sentidos ya que si de pronto estaba en casa, dormía todo el día o fumaba con mi abuela en la cocina, por lo que podría decir no hubo el que jugara o hiciera tareas conmigo llevadas o traídas a la escuela, o al cine o ir a jugar al parque o en la casa, No fue así, llegándome a sentir triste, sola y al mismo tiempo muy enojada, ya que yo misma me la pase comparándome con las amigas de la colonia que vivían con ambos padres, hermanos etc., así que me sentía menos con respecto a los demás, creyendo como si algo no estuviera bien en mí queriendo y deseando que todo fuera como en las casas de mis amigas donde yo percibía que ‘ellas eran atendidas y cuidadas por sus padres’ por lo que en un sinfín de veces me quedaba a dormir en sus casas con ellas para evadirme así de la realidad en mi propia casa. Cuando iba a entrar a la secundaria mi madre tuvo tremendo problema en su trabajo que pidió su cambio al D.F.  así quedamos mi hermano D y yo por completo bajo la tutela de mi abuela por lo que deseaba fuertemente que llegaran sus vacaciones con la expectativa de estaríamos juntas ese tiempo y ‘nada’ cuando llegaba simplemente me daba los regalos (hasta la fecha es así) que me traía y listo se salía a sus eventos con sus amigas o alguien más y recuerdo la  sensación de desilusión, frustración, impotencia, por lo que muchas veces llegue a explotar con coraje dentro de mi pues me sentía desolada, abandonada y sin sentido para seguir adelante y con ganas de botar todo al demonio, así que cuando ella se regresaba al D.F., deliberadamente me quedaba en casa de una amiga por semanas hasta que me encontraba mi abuela y devuelta a la casa al tiempo me llegaban cartas de mi madre regañándome por irme sin avisar y al final siempre ponía ‘de tu madre que te quiere mucho aunque tú no lo creas’ sintiendo remordimiento y culpa, remordimiento por salirme de la casa en lugar de decirle que la extrañaba y que tenía miedo a que ella no regresara a casa igual como lo hizo mi padre que al no regresar yo misma lo interprete como rechazo/abandono, es decir que desde ahí creí que no me querían y en que seguramente era mi culpa por pensar que había algo malo en mi para que mis padres (ambos) se fueran y me abandonaran permitiendo y aceptando así la experiencia de la soledad  dentro de mí.


Dimensión del miedo.

-Miedo a que mi madre no regresara a casa.
-Miedo a ser abandonada.
-Miedo a perder a mi madre y quedarme sola.

Me perdono a mí misma por no haber aceptado y permitido darme cuenta que yo misma sentía ‘miedo a que mi madre no regresara a casa’ en el momento en que ella se fue a vivir al D.F., entrando yo misma en un bucle del tiempo igual a como paso con mi padre en el pasado que se fue y no regreso por lo que no volví a saber de él, de manera que a partir de ahí yo misma he creado una telenovela donde literalmente me saboteado a mí misma con sentir miedo a ser abandonada por ejemplo cuando alguien más se va o deja de hablarme, en lugar de ver que el ‘abandono’ es una falacia dentro de mí mente.

Me perdono a mí misma por haberme permitido y aceptado sabotear-me a mí misma con sentir miedo a ser abandonada cuando alguien más se va o deja de hablarme entonces deliberadamente esto lo interpreto como ‘rechazo/abandono’ y en este caso de mí madre hacia mí, sustentando esto dentro de un falso argumento donde yo misma he creído que seguramente ‘hay algo malo en mí’ sintiéndome ‘menos’ con respecto a otros individuos  y que por lo tanto no me quieren permaneciendo así en la misma construcción mental dentro y como yo misma ‘temiendo’ perder-la y quedarme sola, en lugar de ver que ‘abandono’ es la experiencia emocional basada en la ausencia de mi padre/madre y ‘soledad’ de igual forma es la experiencia emocional a estar sola, ambas son funciones de la mente con las que me definí generando yo misma como una experiencia emocional dentro de mí.

Me perdono a mí misma por haber aceptado y permitido a mí misma generar la experiencia de temer perder a mi madre en el momento en que se ausenta como experiencia emocional dentro de mi donde entonces  pensé/creí que al estar sola es igual estar en ‘soledad y desprotegida’  generando yo misma que no puedo ser capaz de estar sin ella desde su rol de madre y ver por mí misma y cubrir mis propias necesidades específicamente las financieras/compañía/atención y protección, en lugar de ver y reconocerme a mí misma que en la realidad si he podido ser capaz de estar conmigo misma en su ausencia ya que yo misma he sacado adelante a mis hijas y a mí misma en cuanto a dinero y apoyo como mejor he podido y lo otro es lo que yo misma permití y acepte como experiencias emocionales dentro y como yo misma.

En y cuando me vea a mí misma sabotear-me a mí misma con el miedo a que mi madre no regrese entrando en temor a ser abandonada generando experiencias emocionales como soledad/abandono y des-protección por la ausencia de mi madre/padre, me detengo y me traigo a mí misma en y con el respiro, ya que puedo entender que desde las funciones mentales pre-programadas como miedo/temor a ser abandonada/soledad y des-protección, y fueron reacciones emocionales en base a una memoria infantil donde me permití y acepte definirme a mí misma como dependiente de mi madre depositando en ella mi propia responsabilidad y al miedo como una justificación para no hacerme en la actualidad responsable de y por mí misma prevaleciendo así en los ciclos infinitos del tiempo mental dentro y como yo misma, ya que puedo ver aquí que tener miedo no tiene la misma connotación a seguir o ser el miedo ya que puedo realmente ponerme de pie en esos momentos o en cualquier otro y moverme a mí misma sin tomar en cuenta a ningún miedo y simplemente considerarme a mí misma como una e igual a mi madre y a todo individuo en mi mundo.

Me comprometo a mí misma a considerarme a mí misma como una e igual a mi madre en términos de no aceptar ni permitir creer que sin ella yo no podría mantenerme a mí misma y a mis hijas que no es lo mismo que apoyarnos mutuamente como lo que es mejor para mí para ella y para todo en la vida.
Me comprometo a mí misma aceptarme a mí misma en términos de aceptar y permitirme darme cuenta que estoy sola y tomar eso como punto de partida para tener intimidad conmigo misma y simplemente estar ‘bien’ conmigo misma como uno mismo parando así la experiencia emocional como abandono/soledad dentro de mi mente, ya que esto tendría como resultado el separarme a mí misma de mi realidad donde simplemente cohabitamos millones de seres solos en esta tierra.

Me comprometo a mí misma a estar aquí conmigo como yo en unicidad e igualdad para y con mi madre como con otros individuos y empezar a experimentar-me a mí misma como me gustaría donde puedo ver y darme cuenta que si bien es real que estoy sola no tengo porque generar la experiencia de la soledad ya que entiendo que esto es una experiencia emocional a estar sola, ya que esto mismo que yo estoy enfrentado alguien más lo está haciendo también, de manera que la soledad, el abandono solo son funciones mentales por lo tanto no es real.

Me comprometo a mí misma a enfocarme en la dirección a que ahora puedo darme a mí misma la atención, cuidado y protección donde yo misma soy mi propio punto de apoyo teniendo como punto de partida el tomar responsabilidad absoluta de y por misma no delegándose-lo a mi madre y/o alguien más ya que reconozco que es a mí misma como yo misma me corresponde hacerme cargo de mi propio cuidado/atención y compañía y a su vez, sin tener que ‘cargar’ más con las experiencias del pasado como abandono/soledad basadas en las memorias infantiles por la ausencia de mis padres, ya que finalmente puedo entender dentro de un contexto de cómo fueron sus vidas y a partir de ahí el porqué de sus decisiones sin juzgarlos/criticarlos que si bien es cierto no fueron como las más adecuadas de igual manera entiendo que así fueron educados/condicionados por sus propios padres sin que ellos pudiesen hacer nada al respecto, así que entonces puedo reconocer  hasta que las cosas fueron como fueron e hicieron lo que hicieron lo mejor que pudieron, de manera tal que ahora puedo considerarlos teniendo en cuenta este contexto para enfocarme y ver que si he podido apoyarme a mí misma y ante todo poder ver que si es real poder/dejar de experimentar tales emociones dentro de mí.

Dentro de ello me comprometo a mí misma a ser como yo misma y a partir de aquí confiar absolutamente en mí misma donde yo soy capaz de proporcionarme a mí misma los medios financieros para vivir como de igual forma apoyarme, cuidarme y asistirme a mí misma en total y absoluta responsabilidad de y para mí misma donde me comprometo en absoluta honestidad de y como yo misma y como uno misma a parar totalmente de culpar a mi madre/padre y/o alguien más por no hacerlo en su momento, ya que puedo darme cuenta ahora y desde hace mucho tiempo me corresponde a mí ya que no hay tal inferioridad vs superioridad, mejor/peor entre madre/padre e hija, simplemente la forma de hacerlo podría ser diferente para ambas en términos de perspectiva individual es decir como modo de ver, donde cada una puede tener otro ángulo/óptica de las cosas.

Continuaren el siguiente blog con la Dimensión del Pensamiento.

Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.