sábado, 3 de octubre de 2015

Día 113.- 'Saboteándome a mí misma' # 3.


Aquí continuo con la purificación de mí misma con la escritura del Perdón a uno mismo.

Para poder entender el siguiente escrito sugiero leer los dos anteriores blogs:

http://elviajedeperlaalavida.blogspot.mx/2015/09/dia-111-saboteandome-mi-misma.html

http://elviajedeperlaalavida.blogspot.mx/2015/09/dia-112-saboteandome-mi-misma-2.html

Me perdono a mí misma por haber aceptado y permitido a mí misma sentirme ‘culpable’ de que ellas no quisieran continuar con el proyecto de lectura, por creer dentro de mí que yo había hecho algo ‘mal’, ya que puedo ver y entender como la culpa emerge dentro de y como yo misma por juzgarme a mí misma, en vez de simplemente ser y vivir como la honestidad como yo misma dónde puedo darme cuenta de cuál había sido mi ‘error’ e ir y hablarles claro y directamente con ellas, asumiendo así mi total y absoluta responsabilidad sobre tal error y como tal desde ahí enfrentar  las consecuencias derivadas como la cancelación del proyecto, en vez de sentirme ‘culpable’ y estar pensando que no soy ‘suficiente’ y dándome por ‘vencida’ saboteándome a mí misma y a mis relaciones/trabajo con y hacia los demás individuos como el resultado del juicio y castigo que hago dentro y para conmigo misma donde ni me apoyo ni me asisto a mí misma ni a nadie más en la vida.


Me perdono a mí misma por haber aceptado y permitido a mí misma sentir que no soy ‘suficiente’ en lo que hago, reaccionando con enojo y miedo por haber cometido un ‘error’ en lugar de ser honesta conmigo y simplemente asumir mi propia responsabilidad como yo misma y enfrentarlo ante ellas y desde ahí no sabotear-me a mí misma en mis relaciones y trabajo dándome por ‘vencida’ aislándome/alejándome de la realidad permaneciendo en los confines de la mente dentro de mi como yo, por no querer enfrentarme mi propia deshonestidad resistiéndome a recibir/contestar las llamadas de estas mujeres y/o de alguien más.


Me perdono a mí misma por haber aceptado y permitido a mí misma ser la deshonestidad como yo misma al permitir y aceptar quedarme callada en el momento que me di cuenta que herré ante ellas, por lo que deliberadamente me culpe y las culpe por lo sucedido  donde aparentemente es más ‘fácil’ continuar con el libreto cotidiano de mis propios problemas alimentando así a los personajes de no soy ‘suficiente’ y me doy por ‘vencida’ por creer y pensar que no voy a ser capaz de abordar mis propios ‘errores’ en lugar de levantarme y tomar responsabilidad de y por mí misma dándome dirección a mí misma por mis propios errores aplicando y vivir el principio de la honestidad como uno mismo- para asegurarme que soy puro en pensamiento, palabra y acción: que dentro y fuera yo soy uno mismo e igual. Quien soy por dentro es quién soy por fuera y viceversa.   

Me perdono a mí misma por haber aceptado y permitido a mí misma el no haber querido tomar responsabilidad de y por mí misma donde yo misma no quise reconocer desde el principio que yo misma me he estado engañando mintiendo y escondiendo mi propia deshonestidad e interés propio y que al cometer un ‘error’ fue como el tener que estar al descubierto ante las demás, por lo que yo quise culpar-las por no hablar con ‘honestidad’ y ‘abandonar’ el proyecto, en lugar de darme el ‘valor’ y reconocer dentro y como yo misma que solo me movía mi propio interés y que como tal ‘falle’ desde el tener una actitud arrogante/altiva ante ellas para esconder el no ser ‘suficiente’ y darme por ‘vencida’ de tal forma que deliberadamente me aleje/aislé de ellas separándome a mí misma de la realidad tal cual es, y al mismo tiempo también me aleje/aislé de mi propio trabajo/consulta/clientes dando como resultado la falta/carencia/privación del dinero como tal.


Me perdono a mí misma por haber aceptado y permitido a mí misma existir como la falta/carencia/privación del dinero en el momento en el que me separo/aíslo/alejo a mí misma de la realidad donde éxito en este mundo donde hay todos los recursos ‘suficientes’ para que ‘todos’ podamos vivir de una forma holgada y digna en igualdad y ver que el trabajar es simplemente para vivir, y como tal sencillamente hay que hacerlo, en vez de permanecer esclavizada y dirigida en y por la mente programada dentro de mi reciclando una y otra vez cada evento como carencia/falta de dinero=trabajo parando así los personajes de ‘no soy suficiente’ y ‘darse por vencido’ que emergen dentro y como yo misma desde la ‘lastima/conmiseración’ de mí misma que no me apoyan en absoluto ni a mí ni a nadie, ni a nada en la vida en mi mundo. 

Aquí se respira. Continuare...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.